¿Cómo tener éxito en la rotación de urgencias? – Consejos para estudiantes y residentes de la especialidad.

A diario los especialistas en medicina de urgencias y emergencias nos vemos enfrentados, no solo a la cantidad de pacientes que tenemos en los servicios, sino también a la cantidad de personal en formación (en este caso estudiantes y residentes) que está a nuestro cargo.

Si no hay un plan unificado y organizado desde el principio, este tiempo que se pase en el departamento de urgencias será un caos (ya lo es de por si) tanto para unos como para otros.

Es debido a esto que nace la idea de exponer ciertos puntos importantes de cómo hacer para que esta rotación por el servicio sea fructífera para todos.

1. Haga un mapa mental previo.

Siempre, cuando fuimos estudiantes, nos preocupábamos por preguntarle a los compañeros que tal era dicha rotación, obviamente a los que ya habían pasado por allí. Siempre había diversas opiniones respecto a casos o personas muy específicas; sin embargo, había cosas que eran comunes, y esto que era común se trataba del funcionamiento del día a día del servicio de urgencias en dicha institución.

El “modus operandi” de un servicio en una institución generalmente no cambia de la noche a la mañana, es por ello por lo que siempre es bueno empaparnos de su funcionamiento en cada una de sus subdivisiones internas que es por donde cada uno de ustedes estará rotando por un determinado tiempo.

Si bien es cierto que cada uno como especialista tiene su forma de hacer las cosas, también es cierto que no tenemos potestad tampoco de cambiar el funcionamiento de un servicio a nuestro amaño, por ello la esencia del funcionamiento siempre será la misma.

2. Revise muy bien el programa de su rotación.

Es imperativo del encargado de dicha rotación siempre entregar de manera previa un programa que deberá cumplirse en determinado tiempo mientras se lleva a cabo la rotación. Dicho programa deberá también contener los deberes de los estudiantes y los derechos, así como de la manera más posible adicionar bibliografía de donde se puedan nutrir para determinados temas. Recuerden que ante una eventual reclamación por cualquier motivo deberá ampararse en lo que esta descrito allí. Además, dicha programación deberá respetarse en la medida de lo posible.

3. Confíen en sus instintos.

Una vez inicien su rotación por el servicio de urgencias, empezaran sus deberes también, dentro de ellos es que pasaran a ser parte importante del equipo de urgencias y tendrán la oportunidad de valorar los pacientes antes que el especialista lo haga. Como recomendación es que si en algún momento siente que el paciente está “realmente muy enfermo” deberá hacer una notificación verbal inmediata a su superior (en este caso al especialista en emergencias). En muchas ocasiones esto es obvio (paciente hipotenso o hipertenso severo, taquipneico, taquicárdico, somnoliento sin explicación, etc.), sin embargo, no todos estos pacientes tienen alteraciones tan marcadas en sus constantes vitales. Por lo tanto, ante la no evidencia de lo anteriormente expuesto, pero que haya algo que “no le guste del paciente”, hágalo saber de forma inmediata; no ignore su instinto, recuerde que “es mejor pecar por exceso que por defecto”. Y nunca olvidar que la estabilización de un paciente en el servicio de urgencias siempre será la prioridad, somos el primer contacto de él y sus dolencias con un médico.

4. Realizar una muy buena y ordenada historia clínica en muy corto tiempo.

En la mayoría de las rotaciones, los estudiantes se pueden dar el lujo de pasar largo tiempo realizando las valoraciones integrales de los pacientes. En el servicio de urgencias las cosas deben, y por la esencia del servicio, tienen que cambiar. Ya no podrán pasar 60 minutos o mas con cada paciente realizando una historia clínica. Uno de los objetivos deberá ser aprender a realizar una valoración enfocada e impulsada por la queja principal que llevó a ese paciente a consultar. Un consejo adicional es que, si esa queja principal del paciente justifica un examen clínico genitourinario, rectal, pelvicovaginal o mamario deberá esperar hasta que se haga la valoración en conjunto con el especialista.

5. La capacidad para presentar los pacientes es muy importante.

Piense en la presentación de su paciente desde la perspectiva del especialista de emergencias. Haga de cuenta que la conducta con ese paciente depende de que tan bien usted haga dicha presentación del caso y de que tan capaz sea usted para proporcionar la información clave necesaria para hacer un diagnostico especifico y excluir diagnósticos diferenciales. Debe ser capaz de hacer una presentación oral bien estructurada, lógica, con un orden correcto, deberá incluir todo lo positivo y negativo del caso. Recuerden que la capacidad de presentar un paciente de forma clara y concisa es un papel fundamental a la hora de crear una impresión positiva sobre el medico especialista.

6. Hágase conocer por ser un intérprete de información, NO un reportero.

No es un secreto para ninguna de las dos partes (especialistas y estudiantes) que el momento más cómodo de la presentación oral de la historia clínica de determinado paciente es mientras se puede narrar lo que el paciente les contó y los hallazgos objetivos al examen físico. Sin embargo, hay un momento bastante incomodo, donde siempre hay un silencio sepulcral; este momento es cuando el especialista luego de haber escuchado todo el relato lanza un dardo justo en la diana, ¿Cuál es o son los diagnósticos de su paciente?… y posteriormente llega el otro dardo, ¿Que le va a hacer a su paciente entonces?

Sin duda, el desarrollo de un diagnóstico y un plan de manejo para determinada patología es muy difícil, y la falta de experiencia los pone en desventaja respecto a especialistas o residentes de años mas arriba, o en determinados casos al mismo médico general que ya labora en ese servicio.

Lo ideal en estos casos es verbalizar su proceso de pensamiento, proporcionar un diagnóstico diferencial y ofrecer un tentativo plan de manejo. Si usted como estudiante hace el esfuerzo de entregar dicha información, esto le brindará al especialista una mayor compresión de su base de conocimiento y proceso de pensamiento.

7. El seguimiento del paciente es muy importante.

Es muy posible que luego de la presentación oral de su paciente y la discusión del caso, se haya tomado la decisión de realizar un determinado número de pruebas (séricas o imagenológicas), inclusive apoyo diagnóstico y de tratamiento con otras especialidades. Recuerde que no es solo ver el paciente, este paciente a partir de su asignación continúa siendo su responsabilidad (compartida con el especialista). Realice un sistema para hacer seguimiento de lo que se le ha solicitado a ese paciente y verifique, teniendo en cuenta los tiempos que se manejan en la institución, de forma regular la disponibilidad de los reportes. Parte importante del seguimiento del paciente y de la relación médico paciente es mantenerlo informado de forma clara de lo que se le está realizando y el progreso de su observación en el servicio.

8.Colaborar de manera eficaz con un grupo amplio de personal asistencial.

En los servicios de emergencias debemos mantener una estrecha relación con las demás especialidades y grupo asistencial de dicho servicio. La prestación de una atención de alta calidad en los servicios de urgencias y emergencias requiere de colaboración efectiva con otros miembros del equipo, esto incluye enfermeras y enfermeros, auxiliares de enfermería, el grupo de terapia respiratoria, el grupo administrativo de urgencias, el resto de los médicos generales que allí desempeñan su labor, y demás especialistas que están programados para pasar día a día a ver sus pacientes en este servicio. Debido a esto, usted como estudiante tendrá la oportunidad de resaltar sus habilidades y cualidades en esta importante área. Recuerde que parte de su evaluación como rotante por el servicio de urgencias es la capacidad de trabajar en equipo.

9. Demuestre compasión y preocupación por sus pacientes.

Hacer un diagnóstico y proporcionar un tratamiento son de obvia importancia en el servicio de urgencias. Pero no solo es esto, también es el cuidado, la preocupación y la compasión. Los especialistas en medicina de urgencias y emergencias nos preocupamos por atender a todos y cada uno de los pacientes como si fueran miembros de nuestras familias. Usted como estudiante, y ahora como miembro importante del servicio, esfuércese por hacer lo mismo. Haga un seguimiento y valoración de forma rutinaria a sus pacientes. Aliviane las cargas y en la medida de lo posible bríndeles solución a las principales quejas.

10. Sea proactivo

Los servicios de urgencias en todo el mundo se caracterizan por ser muy dinámicos, algunos más que otros. Los médicos especialistas en urgencias y emergencias nos entrenan 3 o 4 años en esto y en cómo atender a todos y cada uno de los pacientes que tenemos a nuestro cargo, difícilmente van a ver alguno por ahí quieto sin hacer nada. Es precisamente esto lo que queremos de cada uno de ustedes, que se apersonen del servicio, en la medida de sus deberes, y sean proactivos, queremos sembrarles ese instinto de búsqueda y de necesidad de información para tener, a posteriori, como brindar respuesta adecuadas.

NO se queden quietos o sembrados por ahí en el servicio, siempre hay cosas por hacer, si dado el caso (muy raro) en determinado momento no hay pacientes por ver o revalorar; el grupo de enfermería siempre va a tener cosas que enseñar adicionales a las que nosotros les podemos brindar.

Finalmente, solo queda por decirles, si les gusta háganlo dela mejor manera; si no les gusta háganlo igual.

Tomado y modificado de: https://www.thesuccessfulmatch.com/single-post/2017/05/01/How-To-Succeed-In-The-Emergency-Medicine-Rotation-Tips-for-Medical-Students

Julio Diez

Especialista en Medicina de Emergencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.